miércoles, 7 de enero de 2015

SEA COMO SEA, LO ESTÁS HACIENDO BIEN

Soy mamá de un niño de 13 meses al cual he amamantado desde el 2o día de nacido, al que porteo desde que salimos del hospital y que usa pañales de tela; y durante la vida de mi hijo pocas veces me he sentido criticada por la forma de crianza que he elegido. 

Sin embargo, en la recién pasada época navideña, me di cuenta que no es común. 
Lo común es que abunden los "jueces" (personas que sienten que deben intervenir, para hacerme ver mi "error" al criar a mi hijo como lo estoy haciendo) y las opiniones y las críticas respecto a lo que una madre, o padre, o madre y padre deciden que es mejor respecto a sus hijos y, sinceramente, eso me molesta. Porque ninguna de las decisiones que estoy tomando lo hago para perjudicar a mi hijo, por el contrario, he leído mucho sobre muchos temas antes de ser mamá y he elegido aquello que cuenta con respaldo científico sobre los beneficios que mi pequeño puede recibir.

Es por eso que hoy te escribo, a tí que eres mamá, colega de la misión más dulce y más desgarradora que he vivido, para decirte que lo estás haciendo bien. Y no es que imagine que estás esperando mis palabras para sentirte satisfecha de tí misma, pero sé que en ocasiones la empatía es el mejor consejo que podemos recibir y quizá el único que realmente necesitamos.

Lo estás haciendo bien, porque pones tu corazón, mente y cuerpo en cada cosa que haces, muchas veces sin darte cuenta trabajas más allá de lo imaginable. Noches en vela, días que se van como agua, ropa que se resiste a abandonar tu cuerpo, ideas que transitan por tu mente a toda velocidad, llenándote de dudas y temores, estás agotada y aún así continúas, te esfuerzas un poco más, porque quieres lo mejor para tus hijxs.

Lo estás haciendo bien, porque renuncias al orgullo y la soberbia de creer que lo sabes todo y te atreves a preguntar a otras mamás, que han vivido lo mismo o han pasado por algo similar y entonces, cuando ellas comparten contigo su experiencia, te inunda la maravillosa sensación de saberte comprendida, escuchada, acompañada.

Lo estás haciendo bien, porque te has equivocado, y eso no ha sido impedimento para que avances, al contrario has aprovechado mejor que nunca tus errores para corregir el camino y reintentar lo que sabes (o te han dicho) que es mejor para solucionar ése problema y si no funciona no te rindes, simplemente intentas otra cosa, hasta que algo funciona y entonces te sientes como una ganadora.

Lo estás haciendo bien, porque has aprendido a escuchar y diferencias lo que necesitas y/o te conviene, has aprendido a rechazar o ignorar consejos de forma respetuosa (o no tanto) según la ocasión lo amerite, y eso te ha hecho increíblemente fuerte y en un futuro te servirá para dar ejemplo a tus hijxs de cómo enfrentar la vida y a los "jueces" que abundan por el mundo.

Lo estás haciendo bien, que no te quepa duda, eres la mamá perfecta que tus hijos necesitan, de tí aprenderán muchas cosas profundas, o superficiales, pero en cualquier caso importantes. Así que más vale que te la creas y continúes poniendo todo de tí, reconoce tus errores y trabaja en corregirlos, es parte de crecer como persona y como mamá, continúa dándote la oportunidad de aprender de otras mamás y enriqueciéndolas con tu experiencia...pero sobre todas las cosas, continúa haciendo caso omiso de las voces que quieran hacerte creer que no lo estás haciendo bien.

Un abrazo en la distancia, querida compañera de batalla, si algún día lo olvidas espero que de alguna forma mis palabras te recuerden que LO ESTÁS HACIENDO BIEN.

2 comentarios:

  1. Hay ocasiones que es difícil por que cuando eres primeriza y por más que lees te das cuenta que tienes al bebé y preguntas.... Error!!! Te van a decir todo lo que haces mál!!! Una misma mujer en la misma semaname dijo lo siguiente... Un día llevalo al dermatólogo al otro día llevalo al alergologo al otro al gastroenterologo pediátrico al otro otro pediatra al otro que feo le cortaste las uñas de los pies!!! Ni las había tocado!!! Ahí comprendí que su madre era yo y el Mundo podría decir misa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tienes razón, sin embargo, muchas veces detrás de tanta crítica y "consejo" está la intención de ayudar. Y una mamá bien informada será capaz de decidir qué toma y qué deja ir. Escuchar al corazón, me parece que será siempre la mejor estrategia. Gracias por leer :)

      Eliminar